La U no para de sufrir: Curicó le empató 3-3 en el epílogo

Universidad de Chile continúa sin mejorar en el fondo de la tabla de posiciones del Torneo Nacional. Esta vez, los azules no pudieron en casa frente a Curicó, en un encuentro que finalizó 3-3, cuando el elenco local parecía lograr el triunfo hasta el minuto 90, pero el cabezazo del argentino Mauro Quiroga sentenció el empate final.

El comienzo de las acciones fue muy atractivo en el Estadio Nacional y la tónica se mantuvo inalterable durante todo el primer tiempo. La visita no especuló en su propuesta de juego y, como la U debía buscar a toda costa el triunfo, el desarrollo del partido tuvo destacados ingredientes de ofensividad.

Antes de la apertura de la cuenta, a cargo de Nicolás Oroz para el local a los 18 minutos, los abirrojos habían llegado con peligro en un par de ocasiones. Fue con un tiro libre del venezolano Carlos Suárez y un disparo frente al arco de Matías Cavalleri, que golpeó en el cuerpo de Lucas Aveldaño.

Previamente, en un grave error arbitral, Quiroga recibió en clara posición fuera de juego, tras una habilitación de rebote. Enfrentó mano a mano a Johnny Herrera y el arquero se impuso en el duelo, gracias a un veloz achique. Pero si la jugada hubiese terminado en gol, habría generado gran polémica por el vicio en su génesis.

El tanto de Oroz, que fue producto de una buena penetración individual por la derecha definiendo con clase ante Jorge Deschamps, no asustó a los forasteros. Curicó mantuvo la línea de juego de repliegues veloces y salidas masivas y profundas en ataque y cinco minutos después obtuvo recompensa: Carlos Espinosa, solo por la izquierda, conectó un centro de Cavalleri y puso el 1-1 parcial.

Un cabezazo de Aveldaño que tapó Deschamps hacia su derecha y un remate a las manos del arquero de parte de Nicolás Guerra indicaron que la U fue al ataque por romper una vez más la igualdad. Pero Curicó no se quedó, respondió con un tiro de larga distancia de Carlos Cisternas que rozó el travesaño y un tiro de Cavalleri por la derecha que salió mordido en posición muy favorable para anotar.

A diferencia del inicio en la primera parte, durante el comienzo del complemento la U salió con todo a buscar un nuevo tanto. Leandro Benegas fue el que estuvo más cerca de marcar en un córner, pero cabeceó pifiado en gran posición de conversión.

A los 55′, el argentino sí se cobró revancha personal. En otro tiro de esquina controló en el área y sacó un violento disparo que se clavó arriba, convirtiendo el 2-1 parcial. Deschamps no pudo hacer nada y solo miró la pelota, a raíz de la potencia del remate. Justo premio para los azules en vista de claro dominio del partido en ese momento. 

También puedes leer →  Coquimbo le propina a Unión su cuarta derrota consecutiva

Sin embargo, de golpe la lógica de rompió en el Nacional. Cuando parecía que el local anotaría el tercer tanto fue la visita quien sorprendió. En el minuto 60, un disparo de larga distancia del venezolano Herbert García parecía que Herrera lo atraparía, pero sorpresivamente la pelota se le escurrió entre las manos y el cuadro curicano empató 2-2.

Cuesta arriba una vez más en el partido, la U siguió bregando. Por momentos, al cuadro de Alfredo Arias lo confundió la desesperación y centralizó en exceso en el juego. Sin embargo, en esa tónica pudo volver a marcar: a Matías Rodríguez le que quedó un balón suelto por el eje del ataque, en su intento de avanzar por ese sector, y sacó un remate inatajable para el 3-2 local (71′).

Con la cifra del argentino el pulso del partido decayó por momentos. Se esperaba una reacción de Curicó, pero los albirrojos no fueron tanto al ataque como sucedió en la primera fracción. Solamente estuvieron cerca de marcar con una cabezazo de Mario Parra, a los 80′, que pasó muy cerca del poste izquierdo.

El esfuerzo del encuentro pasó la cuenta en la recta final del partido en el Nacional. Aun así, el local tuvo una opción inmejorable para sentenciar el pleito en un contraataque que Jimmy Martínez y Guerra finalizaron en mala forma. Un desperdicio para la U en vista de lo que sucedió a los 90′.

Quiroga le ganó en el duelo aéreo a Rodrigo Echeverría, tras un centro de Cavalleri desde la derecha, y anotó con un frentazo el empate 3-3 ante la pasividad de la defensa local. El golpe fue duro para los universitarios que en la jugada siguiente casi volvieron a recibir un gol.

Sin embargo, el marcador se mantuvo y la decepción fue mayúscula en la U, pues terminó entregando la paridad cuando, en un instante, la victoria local pareció estar asegurada. Con la paridad, los azules sumaron 6 puntos, continúan en la penúltima posición del campeonato y siguen en lugares de descenso.

Fuente de la información: