Review: Power Rangers

Power Rangers es una saga que comenzó a casi inicios de los 90’, como mero producto de una mezcla entre una iniciativa de televisión nipona y la producción estadounidense, en respuesta a la creciente demanda por series entretenidas del estilo Tokusatsu (humanoides en armadura, combatiendo con grandes robots a las amenazas del mal); pero la diferencia es que en Power Rangers, el estereotipado de personajes era simple, sin mayor desarrollo y siempre pronunciado a los niños y jóvenes, entregando constantes mensajes morales como “haz artes marciales y cuida tu cuerpo” hasta “protege el planeta y medio ambiente”, y “come tus vegetales para crecer fuerte”. Tras más de 25 años de trayectoria y cerca de 24 temporadas, Power Rangers vuelve a invadir la gran pantalla, con una nueva propuesta de reinicio desde su raíz, que promete revitalizar el género Tokusatsu de una manera completamente diferente, pero a su vez, manteniendo lo que añoran todos aquellos adictos al género y a la clásica serie. A continuación hablaremos de esta nueva película, sin spoilers como siempre.

Angel Groove es una ciudad pacífica, sin pensar el gran secreto que bajo ella se encuentra. Cuando cinco jóvenes adolescentes y problemáticos se topan con las monedas de poder, se transformarán en Power Rangers y deberán defender su ciudad y el mundo de las manos del mal.

Desde principio se temía por la película, que fuera un mayor desastre adaptado como ha ido sucediendo con cada una de aquellas series ciencia-ficciosas de los 80’s a 90’s, pero la película en sí se detuvo a desarrollar algo que las demás suelen olvidar: el desarrollo de los personajes, que en la serie de televisión no era necesario y se hacía unidimensional, en la película se hace tan necesario que se toman su tiempo en fundarlo de la manera correcta.

Los cinco actores principales tienen un desarrollo increíble en la película, abordando desde sus relaciones familiares, hasta las con sus compañeros Rangers, algo que como previamente mencionamos, se dejaba de lado siempre. Por otro lado, la gran villana Rita Repulsa, interpretada por Elizabeth Banks, no hace más que tener un desempeño excelente y aterrador, siendo un villano completamente formidable, equiparado al resto del cast, de los cuales cabe mencionar a Zordon, interpretado por el ya conocido Bryan Cranston, quien antiguamente hacía algunas voces en off de villanos de la serie original, y el robótico asistente de Zordon, Alpha 5, con la voz de Bill Hader, los cuales no hacen más que sobresalir cuando están en pantalla.

Los efectos visuales son muy entretenidos, la música suele acompañar bien pero no es tan identificable por escena como debería, y el punto bajo son las “peleas”, no es que sean malas, muy por el contrario, es que son muy pocas para una película de acción, pero cuando se hace esperar es que vale la pena el resultado final.

Power Rangers es una película nostálgica en muchos sentidos, se preocupa de darnos detalles que antes no conocíamos de la raíz de la serie y creo que muchos nunca nos los preguntábamos simplemente, cosas que solíamos aceptar porque la serie en sí era una fórmula de repetición sin fin.

Apta para jóvenes y jóvenes adultos con recuerdos atorados entre el cerebro y el corazón con el desarrollo justo y respeto que necesitan estos personajes que jamás habían sido trabajados así, una completa mórfosis.

0 0
Fuente: Te invito al cine

Quizás te interese leer...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.